Saltar al contenido

Donald Trump lidera la carrera por la nominación presidencial republicana 2024 a pesar de las imputaciones legales

Donald Trump sigue siendo el favorito republicano para 2024

Donald Trump sigue siendo el claro favorito para la nominación republicana de 2024, a pesar de sus problemas legales, según muestra una nueva encuesta del New York Times. El fuerte apoyo de Trump destaca en medio de múltiples investigaciones en su contra, demostrando que conserva una base de seguidores leales.

ESTO TE PUEDE INTERESAR

El apoyo de Trump dentro del Partido Republicano permanece sólido

La encuesta del Times muestra que Trump tiene el apoyo del 54% de los votantes republicanos, muy por delante de su potencial rival Ron DeSantis con 17%. Ningún otro posible candidato supera el 3% en este sondeo.

Esto confirma la fortaleza continua de Trump dentro de las bases republicanas, a pesar de la creciente especulación sobre posibles acusaciones penales en su contra. Trump ha convertido las investigaciones en su contra en un tema para movilizar a sus seguidores.

Los votantes republicanos siguen viendo a Trump como su líder y como su mejor opción para recuperar la Casa Blanca en 2024. Su popularidad se mantuvo incluso cuando crecieron los rumores de una posible imputación por parte del Departamento de Justicia durante la realización de la encuesta.

Las investigaciones legales no han mermado el apoyo de la base trumpista

Trump enfrenta investigaciones tanto a nivel federal como estatal, incluyendo por su papel en el asalto al Capitolio y por llevarse documentos clasificados a Mar-a-Lago. Sin embargo, esto no parece haber disminuido sus posibilidades de ser nominado nuevamente.

La encuesta del Times se realizó justo cuando aumentaban los rumores de que Trump podría ser imputado por el Departamento de Justicia. Incluso así, Trump obtuvo más del 50% del apoyo republicano, demostrando que las investigaciones no han debilitado políticamente a Trump entre sus seguidores.

De hecho, Trump ha utilizado las investigaciones para reforzar la narrativa de que es objeto de una «caza de brujas» por parte de sus oponentes. Esto le permite mantener la lealtad de sus votantes, que ven las investigaciones como políticamente motivadas.

Posibles rivales de Trump no logran despegar

Mientras Trump domina cómodamente, ninguno de los posibles rivales republicanos ha logrado ganar impulso según la encuesta del Times. El gobernador de Florida Ron DeSantis, quien era visto como el principal contendiente de Trump, aparece muy rezagado con sólo 17% de apoyo.

Otros nombres que suenan como aspirantes republicanos, como el exvicepresidente Mike Pence, la exembajadora Nikki Haley y el senador Tim Scott, se ubican con 3% o menos. Ninguno se acerca siquiera a disputarle la nominación a Trump por ahora.

La falta de un rival fuerte beneficia a Trump en este momento. Con su base de apoyo intacta, y sin otra figura capaz de desafiarlo seriamente, Trump se encamina a asegurar la nominación republicana nuevamente si decide postularse en 2024.

Trump ya piensa en la campaña de 2024

Pese a sus problemas legales, Trump no ha dejado de comportarse como el líder de facto del Partido Republicano y su probable candidato para 2024. Ha continuado realizando mítines y reuniéndose con donantes, preparando el terreno para otra posible campaña presidencial.

Incluso antes de dejar la Casa Blanca, Trump rompió la tradición al no asistir a la inauguración de Biden. Desde entonces no ha dejado de afirmar falsamente que le «robaron» las elecciones de 2020 a través de un fraude electoral.

Trump también presionó activamente a legisladores republicanos para que anularan la victoria de Biden, intentando utilizar su poder como presidente en funciones. Aunque no tuvo éxito, esto demostró que Trump ya pensaba en revertir los resultados de 2020.

Con Trump enfocado en 2024 pese a sus problemas legales, y con un fuerte apoyo de las bases, su nominación republicana parece muy probable según las tendencias actuales. Pero aún faltan más de dos años para las elecciones, y el panorama político puede cambiar drásticamente de aquí a entonces.

AJUSTES